Salvar canciones históricas y una cultura judía en Marruecos

Durante siglos después de la expulsión de España, las mujeres judías sefardíes de Marruecos cantaron sobre el amor, la pérdida y la identidad. Ahora, casi todos se han ido.

Crédito…Seif Kousmate para The New York Times

TANGER, Marruecos — Cantaban para poner a dormir a sus bebés, o en la cocina preparando tortas de Purim. Cantaban en los patios por la noche cuando los hombres estaban en la sinagoga para la oración vespertina, canciones de amor, pérdida, religión y guerra.

Hoy, la mayoría de esas mujeres, miembros de la menguante población judía de Marruecos, se han ido. Pero han dejado tras de sí un rico tesoro histórico de la cultura sefardí judeo-marroquí del norte, transmitido de generación en generación a través de la historia oral, que los eruditos del judaísmo se esfuerzan por preservar antes de que desaparezca.

Estos fragmentos de la historia cuentan poderosas historias de tiempos pasados, antes de que la población judía marroquí que alguna vez superó los 250.000 se redujera a los pocos cientos que quedaban, después de varias oleadas de emigración.

Las mujeres estuvieron durante siglos confinadas en las juderías, cautivadas por un mundo muy lejano al suyo, cantando baladas que con el tiempo se convirtieron en elementos tonales de su cultura. Se aferraron a la música para preservar sus identidades y tradiciones.

Las canciones, conocidas como «romances», son una herencia de la Reconquista, cuando los cristianos en la España medieval libraron una batalla de siglos contra la ocupación musulmana. Cuando la Reconquista se acercaba a su fin en 1492, los judíos que se negaron a convertirse al cristianismo fueron expulsados. Muchos de ellos terminaron en Marruecos, trayendo consigo su herencia española.

Crédito…Seif Kousmate para The New York Times

Las canciones reflejan esta historia, y muchos se burlan de los gobernantes y sacerdotes españoles que los expulsaron. Aunque los judíos del norte de Marruecos hablaban un idioma híbrido de hebreo, español y árabe, las canciones están en español.

Pero no son sólo declaraciones políticas. Son baladas y canciones de cuna con letras metafóricas que no solo hablan de la historia, sino que están profundamente entrelazadas con recuerdos personales y tradiciones culturales.

Oro Anahory-Librowicz, una experta en música judeoespañola nacida en Marruecos, que donó 400 grabaciones a la Biblioteca Nacional de Israel, dice que las canciones no eran originalmente sefardíes, sino que fueron aprendidas de los españoles y retenidas en la cultura incluso cuando desaparecieron en el continente. España.

“Es una forma de preservar algo”, dijo en una entrevista de Zoom desde Montreal, donde se mudó en 1973. “La transmisión natural no es posible en una comunidad que está dispersa por todo el mundo. Se ha convertido en una seña de identidad. Las mujeres se reconocieron en esta herencia hispana y les permitió conservar una dimensión de su identidad judeo-hispana”.

Un viernes de febrero, en las horas previas a la puesta del sol y Shabat, tres amigos se juntaron como lo han hecho en muchas ocasiones en el apartamento de un pilar de la comunidad, Sonia Cohen Toledano, que da a la bahía de Tánger, en el extremo norte del país. , a sólo unas pocas millas al otro lado del mar desde España.

Crédito…Seif Kousmate para The New York Times

En conversaciones animadas, se interrumpían con frecuencia, a menudo terminando las frases de los demás. Revisando un montón de fotografías en blanco y negro, amarillentas por el tiempo, recordaron momentos felices y hablaron sobre el declive de su comunidad y la urgente necesidad de hacer del pasado parte del presente y también del futuro.

Las tres mujeres se encuentran entre los menos de 30 judíos marroquíes que ahora viven en Tánger.

Y en muchas de sus tertulias terminan cantando romances.

Ese día, la música se elevó en el aire mientras aplaudían y se tomaban de la mano, sonriendo mientras cantaban. Las palabras en español, a veces alegres y otras veces profundamente románticas, llenaron la espaciosa sala de estar, mientras las mujeres se sentaban en un sofá, bebían té de menta marroquí, en un momento que se sentía como viajar siglos atrás.

“Los escuchábamos en las bodas todo el tiempo”, dijo Julia Bengio, de 83 años. “Mi madre cantaba frente a mí, pero nunca pensé en decirle: ‘Ven aquí, déjame escribir la letra’”. Pero lo hizo. encuentra grabaciones en casete de su madre cantando y ha transcrito la letra para que no se pierda.

“Nunca nos explicaron qué era, pero más tarde en la vida lo investigamos y quiero preservarlos”, agregó. “Simplemente para no olvidar.”

Crédito…Seif Kousmate para The New York Times

Las mujeres a veces leían notas escritas a mano o se referían a videos de YouTube de la música para refrescar sus recuerdos.

Una canción se burla de un sacerdote que impregna a 120 mujeres. En la canción, todas las mujeres dan a luz niñas, excepto la cocinera (de una clase social más baja), que tiene un niño. Dio la casualidad de que ella le pidió explícitamente al sacerdote que la dejara embarazada, y la historia se conecta con algunas interpretaciones del Talmud que dice que cuando las mujeres tienen placer sexual, conciben niños.

Todas paren niñas, la criada varón.
Ciento veinte cunas, todas en derredor,
Menos la cocinera que en el terrazo colgó.

(«Todos dan a luz niñas, y la criada un niño. Ciento veinte cunas, todo alrededor, excepto el hijo de la cocinera que colgaba en la terraza»).

El mensaje central: si sus maridos quieren niños, deben dar placer antes de recibir placer.

Doña Cohen Toledano, dedicada a mantener conexiones con el pasado, es un tesoro de todo lo relacionado con la cultura judeoespañola del norte de Marruecos.

Crédito…Seif Kousmate para The New York Times

“Antes teníamos tías, primos, familia aquí”, dijo la señora Cohen Toledano, de 85 años, quien es la única de los 16 hijos de su familia que se quedó en Marruecos. “Poco a poco, todos se fueron. Somos tan pocos que estamos cerca. Nos vemos todo el tiempo. Es difícil, pero nos acostumbramos”.

Fuente: Ney York Times – 19 de junio de 2022
Traducción libre de eSefarad

Check Also

ENKONTROS DE ALHAD 3 JULIO 2022 :: LADINO: LA LINGUA DE LA NESHAMA – Balabay Dr. CARLOS YEBRA LÓPEZ – Musafira BELLA RÍOS – A las13 oras (Ardjentina) x Zoom – Mas orarios en el anunsio

Donativo para ayudar a Enkontros de Alhad Enkontros avlados enteramente en Ladino ENKONTROS DE ALHAD …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.