Articulos Comentarios

eSefarad » Artículos, Historia de las Comunidades » Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad… y del Judaísmo

Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad… y del Judaísmo

Por Jorge Zúñiga Rodríguez especial para eSefarad

No fue el aporte judío el más determinante para que UNESCO declarara a Valparaíso, Chile, Patrimonio de la Humanidad en 2003, pero de que hubo tal aporte….lo hubo.

El Museo Judío de Valparaíso fue creado en el año 2000 para iniciar la búsqueda de los hitos tangibles que dieran cuenta de esa pequeña pero significativa contribución, y esto fue lo que encontró:

En calle General Cruz funcionó durante cuatro años el Museo Judío de Valparaíso

En calle General Cruz funcionó durante cuatro años el Museo Judío de Valparaíso

Desde principios del siglo XIX, judíos de diverso origen se establecieron en el puerto en forma individual atraídos por las condiciones favorables para ejercer el comercio. De entre ellos queda memoria material de Julio Bernstein -fundador de la Refinería de Azúcar de Viña del Mar- en el muelle Vergara, que en justicia debiera llevar su apellido. Otro fue Manuel de Lima, proveniente de Curazao, que en 1853 instituyó en Valparaíso la primera logia masónica de habla española, madre de la actual Gran Logia de Chile. La casa donde vivió de Lima en el barrio del puerto, aún está en pie.

Portada del programa “2003 Año de Manuel de Lima”, organizado por el Museo Judío de Valparaíso

Portada del programa “2003 Año de Manuel de Lima”, organizado por el Museo Judío de Valparaíso

A fines de la centuria llegaron judíos procedentes del imperio zarista y del imperio turco, huyendo respectivamente de las persecuciones y de la pobreza, que se dedicaron al pequeño comercio y a preservar sus tradiciones. Estos grupos lograron una efímera fusión en 1916, de la cual permanece hasta hoy la Sociedad Max Nordau.

Pequeña sinagoga de la Sociedad Max Nordau, de rito sefardí. Los porteños la llaman “La Maldonáo”

Pequeña sinagoga de la Sociedad Max Nordau, de rito sefardí. Los porteños la llaman “La Maldonáo”

Los mausoleos judíos del cementerio de Playa Ancha se construyeron al producirse la separación de rusos y turcos, y hasta hoy se mantienen aislados por un pequeño pasillo intermedio y una palmera, con ceremonias de recordación independientes.

En la década de 1930 arribaron a Valparaíso judíos alemanes que escapaban del nazismo, quienes junto con crear nuevas instituciones judías, aportaron al desarrollo industrial y al ambiente profesional del puerto. En el sector de El Almendral levantaron una sinagoga y un colegio hebreo, que más tarde trasladaron a Viña del Mar, al instalarse en esos terrenos el Congreso Nacional.

Casa en avenida Argentina, donde los judíos alemanes fundaron el movimiento sionista Habonim

Casa en avenida Argentina, donde los judíos alemanes fundaron el movimiento sionista Habonim

Alrededor de la iglesia La Matriz -que guarda documentos de nacimientos, matrimonios y defunciones de judíos del siglo XIX- se encuentran la plazuela de los autos de fe, donde cada año se revive un juicio inquisitorial, y el embarcadero de los mártires marranos, lugar desde el que fueron enviados a Lima, para ser quemados, algunos judaizantes descubiertos en Chile en la época colonial.

Iglesia La Matriz y plazuela de los autos de fe en el barrio del puerto

Iglesia La Matriz y plazuela de los autos de fe en el barrio del puerto

Por iniciativa de Touvia Goldstein, actual presidente del Instituto O´Higginiano de Israel, en 1986 la municipalidad de Valparaíso inauguró el mirador ciudad hermana de Bat Iam en el paseo Altamirano. La explanada cuenta con una de las hélices de acero del legendario acorazado Almirante Latorre, de la marina chilena.

Mirador Ciudad Hermana de Bat Iam, frente al océano Pacífico

Mirador Ciudad Hermana de Bat Iam, frente al océano Pacífico

El artista porteño Claudio Fraiman pintó, en uno de los cerros de Valparaíso, el mural público más grande del mundo dedicado a la memoria del estadista israelí y premio Nobel de la paz Itzjak Rabin, inaugurado en 1997 con la presencia del entonces ministro de Israel Shimón Peres. Debido a la exposición al sol, a los vientos y a la lluvia, la obra pasa por períodos de deterioro y debe ser repintada cada vez, pero jamás ha sufrido ningún tipo de rayados por parte de los habitantes del lugar.

El mural de Rabin, en un momento de esplendor

El mural de Rabin, en un momento de esplendor

Hay más lugares de interés judío para considerar en Valparaíso, como el Colegio Alemán, en cuya fundación y construcción colaboraron varias familias judías en el siglo XIX. Sus nombres están inscritos en los anales de la institución, en los del Club Alemán porteño y en las lápidas del cementerio alemán de Playa Ancha, muy cercano a los mausoleos judíos aludidos más arriba.

Deutsche Schule, Colegio Alemán de Valparaíso

Deutsche Schule, Colegio Alemán de Valparaíso

Por el mismo sector del hito anterior se encuentra la Menoráh de la Paz, curioso monumento que atrae las visitas y obliga a los turistas a preguntar por su origen. Está emplazado en un lugar privilegiado por las vistas panorámicas que entrega, y por el contenido patrimonial y estético de otros hitos que lo rodean.

La Menoráh de la Paz, punto obligado de las visitas a Valparaíso judío

La Menoráh de la Paz, punto obligado de las visitas a Valparaíso judío

En el inicio de la campaña nacional ante UNESCO para obtener la designación de Patrimonio de la Humanidad, el Museo Judío de Valparaíso aportó lo suyo, y en conjunto con la municipalidad inauguró la Plaza Jerusalén, a la entrada de la ciudad. Contiene una piedra grabada en español, hebreo e inglés con el verso Jerusalén, rodeada de cerros del salmo 121, y otra instalada posteriormente por la masonería chilena en homenaje a los 150 años de la logia fundada por Manuel de Lima.

Turistas alrededor de una de las piedras grabadas de la Plaza Jerusalén de Valparaíso

Turistas alrededor de una de las piedras grabadas de la Plaza Jerusalén de Valparaíso

Cumplida su meta el Museo Judío de Valparaíso cerró sus puertas, pero mantiene las visitas guiadas al puerto por medio del circuito turístico que lleva por nombre: Shalom, Valparaíso!

Por Jorge Zúñiga Rodríguez especial para eSefarad

[print_link]

 

{lang: 'es-419'}

Categorizado en: Artículos, Historia de las Comunidades · Etiquetas,

3 respuestas a "Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad… y del Judaísmo"

  1. ester bitran dice:

    que bueno que se de a conocer toda esta informacion de Chile ojala nunca dejemos de mostrar nuestras cosas!!!!

  2. Eliseo Pardo dice:

    Enhorabuena a esefarad, por hacérnos partícipes de esta interesante informacion, y acercárnos a traves de ella, a la comunidad judia de Valparaiso, en el querido Chile …

  3. R. Walter Franco dice:

    Buen Mazal por su endyamantada funcion. Mis Abuelos vivieron en Valparaiso a principios del siglo XX cuando arribaron del entonces Imperio Otomano, el de Izmir y ella de Tzaloniki.

Deja un comentario

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>